Ocho horas

16 Dec 2006

Un chocar de mundos en una noche dilatada
entre calles que siempre evocan recuerdos.
Rabia de amar en un golpe de confianza,
sosiego seguro al recorrer tu cuerpo.

El tiempo en la burbuja se agita convulso
saliendo y entrando por nuestros ojos.
Ocho horas arropado en tus palabras,
ocho mil instantes entre tus brazos.

Besos de sonrisas, calor de tu fuego,
dos mundos encontrados una noche
allí donde reposan tus sueños.