Browser Wars

15 Nov 2006

Hace unos años, allá por 1996, cuando Microsoft incluyó su Internet Explorer con Windows se produjo la llamada “Guerra de los navegadores”, en la que Netscape, el gran asentado por aquel entonces, acabó viendo disminuida su cuota de mercado hasta cotas bajísimas (hoy no llega al 3%).

¿Y hoy puede existir una nueva guerra de los navegadores? Existe, y está más abierta que nunca; es, por tanto, una grandísima oportunidad para aplicar los estándares, los del W3C en el caso de la web. ¿En qué me baso para hacer esta afirmación? En que las consolas de nueva generación que están por salir en Europa (Sony PlayStation 3 y Nintendo Wii) incorporan un navegador integrado, ¿Internet Explorer? Para nada; la consola de Nintendo utiliza una adaptación de Opera a su arquitectura mientras que Sony parece haber creado un motor propio (algo que me extrañaría, existiendo disponibles motores muy buenos como el Gecko de Mozilla y el KHTML de KDE bajo la GPL).

Esto implica que Internet Explorer va a perder cuota de mercado muy rápidamente ya que muchísimas personas tendrán conectado al televisor un aparato que les permitirá hacer consultas web muy fácilmente. Llegará el momento en que la mayor parte de las conexiones pidiendo documentos HTML sean de motores no-explorer.

¿Y qué pasará cuando un usuario no vea bien una página desde su Wii por no cumplir esta los estándares? Pues que no la visitará, obligando a los diseñadores a seguirlos, si no quieren estar en desventaja con los que sí los siguen.