Bajo el agua…

27 Aug 2006

Abro los ojos tras contar hasta tres,
y ahora resulta que tu olor lo imaginé.
Un beso roto en trozos impares que dejan
mi cama llena de pequeños cristales.

Cierro los ojos tras contar hasta tres,
resulta que ahora ya sí me puedes ver.
Un beso construido con caricias pares muda
de forma hasta ser la gota que inunda mis manos.

Menuda torpeza dejarme pensar en entelequias.
Parece que mi conciencia se quedó dormida
bajo las nubes que plantó la tormenta de ayer.

Despertando sin tí me acuesto de lado,
acurrucado, asiendo mis sábanas
como un reptil enamorado.