Creación

03 Jul 2006

Cuando un gobierno paga las universidades públicas, la educación (que por parte pública o privada desemboca en investigación) es la semilla del conocimiento y la creación.

Eso sí, el gobierno es la parte dirigente de un país, y el que se debe llevar la “gloria” de algo es el país en sí, el conjunto de la sociedad.

Nada de lo que hoy en día denominamos “novedad” lo es tal, en realidad es un objeto emergente de descubrimientos anteriores. Por eso los derechos de autor más allá de 10 años (por poner un número) es una completa estupidez. Nada de lo qe hace nadie le debe ser otorgado en “propiedad” ya que, aunque me ponga filosófico, la propiedad la comparte en minoría con el mundo en el que ha nacido.

Ni los libros, ni las canciones, ni los logos, deben ser de nadie más allá del aprovechamiento momentáneo para incentivar la creación. Aunque está demostrado (en música, cine, literatura y software) que la creación sobrevive más allá de los incentivos económicos.