Esta vez, hasta pronto

27 Jun 2006

Un rumor perpetuo sobre un asfalto lejano
intenta a tientas llenar el aire de Madrid.
La cúpula celeste se inunda de luces artificiales
como despertando del sueño de estar contigo.

Mi mundo, el que me regalaste, rezuma quietud
como un monstruo sin cabeza abandonado y triste.
Mi sueño ha despertado y tu aún sigues en él,
esa tú que enamoras, la que hasta fuiste hasta ayer.

Golpea con besos el frío mis cristales sucios,
y pájaros pixelados se reinventan en mi cabeza
para acompañarme a un sueño que no te pertenezca.

Este año mis lágrimas no te persiguen carretera abajo,
la sangre que bombea mi corazón se paró
y suena serena la sonrisa que nos apartó.