Gtalk@Gmail en español

11 May 2006

Seguro que la mayoría de la gente que lea esto está puesta al día tecnológicamente y lee varios blogs y en alguno habrá encontrado la noticia. Sí, desde esta madrugada se puede utilizar Gtalk, el servicio de mensajería instantánea de Google, integrado en Gmail, el correo gratuito con la mejor interfaz de toda la red (en lo que a web-mail se refiere) con almacenamiento de 2,7GB.

La verdad es que un análisis tecnológico daría para mucho, muchísimo, porque la tecnología subyacente es interesante, pero hoy me interesa un análisis más sociológico. ¿Qué consecuencias va a tener esto?

Pienso que el 80% de usuarios mayores de 40 años no tienen claro el concepto de la mensajería instantánea, no lo usan, no le han encontrado utilidad, nadie se ha molestado en explicarles en qué consiste. Pero, por otro lado, la mayoría tiene cuenta de correo y muchos de ellos (por invitación, regalo o lo que sea) de Gmail, ya que además de tener las ventajas de ser web es más cómodo de usar (sin opciones avanzadas) que un cliente normal.

Para hacer este análisis tomo como ejemplo a mi padre (¡hola!), cuando ahora esté viendo su correo, verá a la izquierda que en su lista de contactos algunos se ponen en verde, otro amigo que seguramente no ha usado nunca la mensajería instantánea pero, como él, tiene cuenta de Gmail. En cuanto a alguno de ellos le pique la curiosidad, haga click, y descubra que aparece una ventana donde puede hablar en tiempo real con su amigo, dirá ¿cómo he podido vivir sin esto?

Es probable que la iniciativa no parta de él y que sea otro amigo el que haga click en el contacto verde, el azar lo dirá. Pero me imagino su cara cuando, leyendo el correo, aparezca una ventanita en la que dice “¡hola! ¿me lees?” y él seleccione el cuadro de texto y escriba, “sí, ¿eres tú?” mientras una sonrisa empieza a iluminar las increibles posibilidades de todo esto.

Y algún día me dira, ¿puedo estar disponible para que me hablen de forma contínua? Entonces le configuraré GTalk, y algún día tendrá curiosidad por dar al botoncito donde sale un telefono… Entonces sonará en los altavoces “¿hola?” y descubrirá la VoIP tras responder a gritos “¡hola! soy yo” porque el micrófono del portátil no se sabe nunca muy bien dónde está.

Cuando llegas a una edad supongo que las cosas las tienes que descubrir de forma natural, picado por la curiosidad, como cuando aprendes los colores y las texturas en la escuela infantil… Y es que en el fondo la vida es una historia de una ida y una vuelta, como el Hobbit.