Lax’n’ busto – La meva terra és el mar

02 Apr 2006

Sóc navegant sol·litari, sóc mariner sense port
mai no he tingut calendari, el meu rellotge soc jo
que no tinc segons y allargo les hores.
Tu vell timó que m’ajudes, la meva adreça sou tu i el vent
treu-me d’aquesta tempesta, treu-me que ja no puc més
seguint una estrella potser vaig perdre el cel.

Dóna’m força per cridar, que no sóc d’aqui tampoc sóc d’alla
la meva terra és el mar.
Dona’m forá per cridar, que jo sóc de mi, no sóc de ningú i sempre així serà.
Vaig néixer sense fronteres, no crec en les possesions,
docs penso que hi han masses coses que ens separen
i tots son del mateix món, no crec en nacions ni en obligacions.

Dóna’m forá per cridar, que no sóc d’aqui tampoc soc d’alla
sóc part de l’ocea.
Dóna’m forá per cridar, que jo soc de mi, no soc de ningú
la meva terra es el mar fet d’aigua i sal,
sota l’aigua no hi ha veles ni banderes ni nacions,
el silenci que m’envolta es la solfa que em fa viure i ser lliure.

Dóna’m força per cridar, que si l’aigua és amor jo de pedra no sóc,
muilla’m un altre cop dins el cor.

En castellano:

Soy un navegante solitario, marinero sin puerto
nunca he tenido calendario y mi reloj soy yo,
que no tengo segundos y que alargo las horas.
Tú el viejo timón que me ayudas, mi dirección eres tú y el viento,
tráeme de esta tormenta, tráeme que ya no puedo más,
siguiendo una estrella que quizas el cielo perdió.

Dame fuerza para gritar, que no soy de aqui ni de allá,
mi tierra es el mar.
Dame fuerza para gritar, que soy mío, no de nadie y siempre así será.
Nací sin fronteras, no creo en las posesiones,
por tanto pienso que han pasado demasiadas cosas que nos separan
y todas son del mismo mundo, no creo en naciones ni en obligaciones.

Dame fuerta para gritar, que no soy de aquí ni de allá
soy parte del océano.
Dame fuerza para gritar que soy mío y de nadie más,
mi tierra es el mar, hecha de agua y sal,
bajo el agua no hay velas ni banderas ni naciones,
el silencio que me envuelve es el sonido que me hace vivir y ser libre.

Dame fuerza para gritar, que si el agua es amor yo de piedra no soy,
mójame otra vez en el corazón.