Aprobado en el Congreso el Estatuto catalán

31 Mar 2006

Por fin ayer, después de muchas idas y venidas tomadas de forma partidista por blancos y negros, por azules y coloraos, se aprueba en el Congreso de España el nuevo Estatut.

Aunque realmente los aspectos conflictivos en lo práctico son los relativos a economía y competencias, lo que más revuelo ha traido es esto:

PREÁMBULO

El Parlamento de Cataluña, recogiendo el sentimiento y la voluntad de la ciudadanía de Cataluña, ha definido de forma ampliamente mayoritaria a Cataluña como nación. La Constitución Española, en su artículo segundo, reconoce la realidad nacional de Cataluña como nacionalidad.

TÍTULO PRELIMINAR
Artículo 1. Cataluña.
Cataluña, como nacionalidad, ejerce su autogobierno constituida en Comunidad Autónoma de acuerdo con la Constitución y con el presente Estatuto, que es su norma institucional básica.

El texto completo se puede encontrar en este PDF. Por otro lado, en el DRAE leo:

nacionalidad.

  1. f. Condición y carácter peculiar de los pueblos y habitantes de una nación.
  2. f. Estado propio de la persona nacida o naturalizada en una nación.
  3. f. Esp. Comunidad autónoma a la que, en su Estatuto, se le reconoce una especial identidad histórica y cultural.
  4. f. Esp. Denominación oficial de algunas comunidades autónomas españolas.

Venga que casi acabamos:

nación.
(Del lat. natĭo, -ōnis).
1. f. Conjunto de los habitantes de un país regido por el mismo gobierno.
2. f. Territorio de ese país.
3. f. Conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común.

Y, por último

país.
(Del fr. pays).
1. m. Nación, región, provincia o territorio.

Seguro que hay temas mucho más conflictivos que este, pero ahora al menos cuando salga la conversación podremos hablar con derecho. Mis conclusiones sin intentar tomar ninguna opinión es: que es compatible un Estado con varias naciones dentro, ya que el término país (que está íntimamente relacionado con nación) es muy amplio. Y por tanto Catalunya, Madrid o la Vega Alta del Pas por sí pueden ser una nación. A pesar de esto el Estatut finalmente no define a Catalunya como nación, sino como nacionalidad, termino cuya definición tiene más de poético que de político, lo que por otro lado me parece precioso.

Ahora lo que no entiendo es que medios (que no enteros) como Libertad Digital anuncien a bombo y platillo: El Congreso aprueba por mayoría pírrica el Estatuto que convierte a Cataluña en nación. Que sí, que España se parte, pero de risa, y de vosotros… Necios.

Y sí, me encanta el diccionario ;) Creo que es mi primera entrada sobre el Estatut, y espero que la última.