Víctimas del terrorismo

25 Feb 2006

Parece ser que hoy en día existe una idolatración, al menos en España, hacia aquellos que han sufrido el golpe del terrorismo en sus propias carnes o en la de los familiares. No digo que esta gente no tenga que estar apoyada, con grupos de apoyo, etc…

Porque cualquier terrorismo debe ser dado de lado en apoyos y enfrentado de frente con las armas del diálogo y el conocimiento. Pero de ahí a dar carta blanca a las víctimas hay un largo trecho. Parece ser que, si no apoyas a “la” Asociación de Víctimas del Terrorismo estás en contra de ellos.

Y la gente que hace comparsa de esta idea, aunque sea de forma sutil, no tiene otro nombre que rastreros, así como otros calificativos. También hay otros que manipulan a las víctimas para ganarse el apoyo de ese grupo de “pobrecitas personas” a los que sempre hay que hacer caso. Y entre ellos hay muchas víctimas. Sí, ¡lo he dicho! Algunas víctimas son rastreras y utilizan su imagen idolatrada para hacer presión política; porque el ser víctima no te exime de poder ser cocinero, un cabrón, futbolista o incluso alguien feliz… Porque las víctimas, aunque muchos no lo crean, siguen siendo personas.