La energía de los pensamientos

28 Feb 2006

Volviendo al tema de Diary-x, del que hablé hace un par de días, me ha asaltado un mar de dudas.

Hoy en clase comentó el profesor que, realmente, en una sala la voz pronunciada no se acaba nunca, esa energía en forma de presión sonora se mantiene infinitamente a pesar de traspasar rápidamente la barrera de nuestro umbral audible. Durante ese tiempo, la presión sonora forma parte del fenómeno que denominamos reverberación. A partir de entonces, sólo la técnica, y a partir de cierto instante la matemática, sabe qué pasa.

Por tanto tengo respuesta parcial para algo que me lleva dando vueltas a la cabeza mucho tiempo: ¿realmente se pierde todo lo que hacemos, o al menos está destinado a perderse? No, sería terrible que el mundo no registrara cada uno de los movimientos y acciones con que interactúas con él, aunque fuera para sí mismo; como si a Gea le importara más que nada en el mundo recordar cada choque de cuerpos, cada corriente migratoria de aire. Como sabemos todo esto es mentira, la infinitesimalidad no existe, el mundo en el fondo es discreto, o dicho de otra forma: entre cero y uno sólo hay infinitos números en nuestra paranoica cabecita de humanos. Es una idea estúpida.

Un roce es algo nimio, delicado, indetectable incluso; apenas hay intercambio o gasto energético. ¿Pero un objeto? ¿En qué consiste crear un martillo? ¿Una piedra es un ente* per se*? Algunas religiones o corrientes filosóficas dirían que sí, que todo objeto tiene un momento y un lugar en el que existe, y en el resto sigue existiendo por el mero hecho de haber existido alguna vez.

Yo no lo creo, cuando algo varia sin haber sido fotografiado o registrado desaparece… Sí, irremediablemente lo hace, deja de existir: ¡pum! Ya está, si nadie sabe que esa piedra existió es como si no hubiera existido pensarán otros. La destrucción o cese de existencia de algo debe ser un duro golpe para Gea. Yo voy más lejos y le doy a los pensamientos categoría mayor que la de las cosas.. Los considero más importantes, al menos hoy. Entonces, y volviendo al inicio, ¿hasta qué punto se habrá visto sacudido el lugar donde las cosas que existen están al menos registradas? Porque la pérdida de cognoscencia que ha habido ahí ha sido muy grande.

¿Qué es un pensamiento? ¿Qué es una idea perdida en el fondo del recuerdo humano? Y digo perdida, no recuperable. Adios idea, fuiste única y ahora ya nada queda de tu existencia. Sólo en la mente de los humanos seguirás teniendo algo a lo que llamar hogar, ¿te gusta? A mi me da pena.

Lo siento por el ladrillo.