Samsung YP-F1

04 Jan 2006

La batería de mi Palm (que cada vez duraba menos) se ha convertido en un radiador que calienta pero no hace que el aparato funcione. Mi antiguo reproductor de MP3 (un NAPA PA12) tenía sólo 64MB y personalmente me gustaría tener algo más. Total, y aprovechando que es Navidad, me tenía que comprar un reproductor de música nuevo.

Problema: he ido convirtiendo toda mi colección de MP3 descargados a 192kbps a Ogg con índice de calidad 2 (≈96kbps) ó 4 (≈128kbps) porque con la Palm sí podía reproducirlo. Para quienes no lo conozcan Ogg es el mejor codec libre de compresión de audio con pérdidas, realmente por encima del nivel de calidad 1 (≈80kbps) es complicado notar la diferencia con el original. Aquí es donde llega el asunto peliagudo ya que en el ordenador casi siempre podrás reproducirlo, pero no así en los reproductores portátiles ya que la mayoría no lo soporta.

En mi viaje a Granada fuimos a un Carrefour a comprar las cosas para Nochevieja cuando decidí darme una vuelta por la zona de música portátil y encontré esta maravilla:

512MB, batería de litio de 10 horas de duración (como el iPod), con radio FM (no como el iPod :P), bonito, pequeño… 59€. Ale, a la saca. Lo más gracioso es que una vez ya lo había comprado ví la caja… ¡¡¡Reproduce Ogg!!! Al pensar en todo el tiempo de recompresión que mi ordenador se iba a ahorrar cada mañana mientras desayunaba casi se me caen las lágrimitas.

Por ahora las únicas pegas son que pone “Operación Triunfo” en la carcasa (aspecto subsanable con una capita de spray o con un disolvente) y que el conector se comparta para USB, cascos y carga: un jack “mutante” de 4 conectores. Esto es lo que me obligará a llevar conmigo el cable a todas partes que quiera usar el bichito como una unidad externa de datos y que si el cable se me rompe adiós muy buenas… Pero bueno, ahora toi mu contento con el aparato.

Y ahora me pregunto, ¿por qué en España están teniendo tanto éxito los minireproductores de música de marca lapava, de muy bajo precio, y no los iPods? Al menos tanto como en EEUU donde parece ser por lo que se lee que el iPod es el único y verdadero…