Noria sobre un terremoto

25 Nov 2005

Sirena estridente golpeando en la noche
diez camastros, diez almas asustadas en sueƱos.
Acuden como hienas a un portal perdido
entre cubos de basura y gritos de miedo.

Brazos abandonados por su cerebro asociado
yacen en un suelo de baldosas, plagado de sangre.
Esperanzas agolpadas en un anillo dorado
que se destrozan a golpes, un cristal se parte.

Nubes naranjas que lloran despacio
sin querer creer lo que arropan:
dolor dual con llanto y asco.

Y yo ajeno en tus brazos,
amor y quietud entre nosotros,
en una noria sobre un terremoto.