Corazonada de metáforas

04 Sep 2005

¿Por qué se utiliza tan a menudo en literatura, en poesía, en dichos o en declaraciones de amor la palabra corazón? Realmente no es más que un órgano mayormente musculoso que bombea sangre, ese fluido lleno de glóbulos, azúcares y demás extraños compuestos… ¿Qué tiene todo esto de romántico?

Utilizamos el corazón como pantalla del alma, del cerebro; el problema es que estas dos últimas no riman con tantas cosas como la primera; es muy fácil decir, más aún si lo sientes, cosas como:

No llega tu luz a ninguna esquina de mi habitación,
escaso aire de luna hace funcionar mi corazón.

Incluso el símbolo del amor es un corazón; vuelvo a preguntarme ¿qué tendrá de romántico una cosa llena de sangre? ¿alguna vez en el instituto habéis diseccionado un corazón de vaca? Incluso una oreja me parece más romántica que el corazón; por no entrar en el conjuntos de vaginas y penes que pertenece, además, a otro conjunto de ideas.

Pues eso, que hasta mañana corazones ;), un fragmento de Alhajita, de Quique González:

Me voy por tus ojos enamorados
Buscándote en mi canción
A los ríos pregunté
donde estabas amor
y ellos me dijeron que con la espuma
andaba tu corazón