Nuestro ciclo de agua

12 Aug 2005

Te encontré entre la nieve de las montañas frías
dejando salir humo de sueño por tu boca rosada.
Nacimos entre unos de sonrisas y ceros de angustia;
subterráneo, río abajo, te ensoñaba cada mañana.

Corrientes de suerte y lianas calientes de metal:
mi jaula de teclas y tus barrotes de pena.
He crecido en tu agua y tú, canción de luna,
encontraste tus aletas al despertar en mi cuna.

Veo nuestro horizonte azul, océano en calma.
Pero me acelero y te pierdo y te oigo gritar a lo lejos:
ay de mis ojos de perro en la boca de la realidad.

Por tu recuerdo me olvido de nadar,
te amo a tí, y ahora entre lágrimas
no veo ningún otro pez en el mar.