Te espero en sintonía

23 Jul 2005

Ahora sobrevivo con tu olor en mis brazos
llenándo mi atmósfera de ríos de lágrimas.
Cuando los recuerdos se borran de la piel
los lazos, amargos, espesos, cicatrizan.

Y la latencia de tus besos modula
mi vida en la frecuencia de tu presencia;
y ahora que no estás respiro
residuos intermodulados de tu esencia.

Desde lejos huelo tu cocina:
cazuelas de carne, botes de espinas;
y de repente en tus labios tu sonrisa.

Quiero sintonizarme en tu vida,
oler tu boca, besar tus muslos,
y quemar mi miedo en tu risa.