Cuestión de tamaño

18 Jul 2005

Cuando llega el verano a Madrid y la gente se va tengo la sensación de que la ciudad se me queda grande… Ayer se marcharon tres personas más de vacaciones, yo aun no tengo un plan del todo definido sobre qué voy a hacer… Me da tristeza pensar y me da mucha pena no tener nada pensado: la pescadilla que se come la cola. Además cuando menos calor humano hay en Madrid es cuando más calor hace, ¿estamos tontos o qué?

Hoy es el primer día que vivo con tranquilidad desde que acabé los exámenes; ni salí del barrio, ni bebí nada, … Eso sí, me ví dos películas: Lucía y el sexo de Julio Médem y El Apartamento de Billy Wilder. Ambas películas muy buenas (la segunda era nueva para mí) en un día que no ha tenido nada de especial.

Siempre he pensado que la felicidad es relativa, que estás contento o no dependiendo de tus espectativas y del ritmo de vida que lleves (de esto ya hablé hace poco)… Y es que hoy se han ido de Madrid dos personas con las que he pasado muchos y muy buenos ratos estos últimos 15 días; y ahora pues se hace un poco raro no poder llamar para quedar y hacer algo con ell@s… Pero a todo se acostumbra uno supongo; dicen que por eso los hombres con un miembro viril de tamaño más bien pequeño acaban satisfaciendo igual a su pareja, porque la vagina de esta se acaba ‘haciendo’ al tamaño. Vamos, que un helado de dos bolas de chocolate con trocitos de galleta todos los días acaba por darte un poco igual y que si no comes ningún día y te encuentras el helado de un niño derramado por el suelo incluso te hace ilusión.

¿Qué sucede en las cadenas de comida rápida que nunca hay nada pequeño? Puedes elegir entre mediano, grande y gigante; pero no hay tamaño pequeño, aunque todos sabemos que ese sería el calificativo del tamaño mediano. ¿Sucede algo si alguien se pide algo que es calificado de pequeño? Quizás los demás se reirían de él y luego harían chistes relacionando el tamaño de su menú con el de su miembro o con el de su cerebro… Los niños son así de crueles, el problema es que hoy en día parece que la gente nunca abandona la edad infantil.