Adiós entre lágrimas

05 Jul 2005

Llorar, llorar y secar mi alma por mis ojos;
licuar lo que siento, que se evapore en mi almohada.
Me voy a odiar por derrumbar mis sueños
desde las miradas hasta los cimientos.

Tu levitas sobre el mundo, eres sonrisa
y meridiano espúreo que desenfoca mi norte.
Solitaria recorres tu geografía con tus manos
mojadas del sudor que me despierta en la noche.

Óleo de humo que vistes las paredes
de los lugares donde habito,
de las visiones que me ofreces.

Llorar, llorar de impotencia;
mis manos no llegan a tus mejillas
y tus ojos, tus ojos me ahuyentan.