11m

09 Jun 2005

No hay que esperar a los aniversarios para pensar en las cosas… Parece que la moda es eso. Cuando la Cadena SER puso en Internet los 72 horas desde el 11 hasta el 14 de marzo me lo bajé todo… No sé porqué pero lo hice; lo recomprimí y grabé un DVD… Ahora, al buscar la declaración de Ibarretxe para el post anterior he oido cosas que me siguen doliendo, que abren heridas que por dentro aún no han cicatrizado… ¿Somos fuertes porque lo somos o es que nos guardamos el dolor?

Al escuchar de la boca de Iñaki Gabilondo, para mí gran comunicador, las siguientes palabras no he podido hacer otra cosa que recordar cómo estuve tumbado en el sofá petrificado, desconcertado y, como cuando lo oí en directo, dejar que las lágrimas que se agolpan dentro de mí salgan por mis ojos:

  • El sonido de las ambulancias está cruzando la antena, está cruzando nuestra comunicación con ustedes como prueba más documental de la situación que se vive en este momento en el país. Es el momento de llorar, y ganas de llorar tenemos todos; vamos a tratar de ordenar un poco nuestras emociones, nuestras sensaciones y nuestas noticias, y creo que es la hora también de rezar, la oracion religiosa para quien crea, la oración civil para quien tenga otra concepción de las cosas y para ambas les dejamos con la música…* Comienza a sonar una voz femenina que, con delicadas frases en un idioma de sirena, canta de forma triste y encadenada.

Oigo esa voz y recuerdo… Se me llena la cara de lágrimas y no sé porqué; si es porque me dí cuenta de que la barbarie llega hasta la puerta de mi casa; de que la locura inhumana traspasó el cristal de la televisión; o porque ese día, aunque queramos olvidar, marcó muchas cosas dentro de nosotros. Ay chic@ que tristeza…