Sentimientos, primera parte

20 May 2005

Te quiero y no voy a dejar que el mundo me diga lo contrario,
día tras día dimos pie a oir dichos iracundos para con nosotros.
La poesía nos hizo presos en la carcel de meses, de nuestros años.
Evocarte da a luz pasión, sueños de besos y de horas de tu voz.

Bajo tus brazos paso las horas, iluminado por Morfeo.
Quiere esperar el camino de espinas que me lleva a tí;
sin querer huirte te amo, te amo sin poder negarlo…
No voy a morir sin tener tu mirada sobre mi alma.

Tarareo a las tarántulas que tantas tardes tiraron
mis sueños hacia el vacío que nos une bajo el Sol.
Tu voz de tierra y de gofre me llama a besarte.

Tus labios, desconocidos, son los míos. Únicos pétalos
bajo la sombra de los años de compañía
extraños, solitarios, amantes en la intimidad.