Despertares

01 May 2005

¿Por qué los sueños son, tan a menudo, reflejo de deseos ocultos, reales o no? Me acabo de despertar de un sueño, maravilloso; en él una conocida se había convertido en alguien increíble: comprensiva, sensible, ojos preciosos, besos tiernos, … Incluso, en el sueño, me planteé cosas como relaciones a largo plazo o sentimientos.

Pero ¿qué haces cuando te despiertas? Darse cuenta de que todo ha sido un sueño roto en mil ilusiones dispersas que no sabes cómo encajar no te hace nada feliz. Tienes ganas de llorar, de salir corriendo a buscar a esa persona, abrazarla y seguir besándola para que nunca vuelva a escapársete. Las almohadas se escurren entre tus brazos entre el sueño y la vigilia, pero también lo hacemos las personas en la vida real: entre la melancolía y los anhelos.

¿Y ahora qué? No sé qué sentiré cuando me encuentre de nuevo con esa persona; seguramente me reiré sin más, una risa de recuerdo y de resignación porque los sentimientos se pierden a los 15 minutos de haber despertado… Por eso quise escribirlo nada más despertar. Creo que esto es algo que alguna vez nos ha pasado a todos, porque no es ni la primera y, espero, ni la última, vez que me ha sucedido a mi.

Agrio puente de mayo