Emuladores y demás

09 Apr 2005

Todos hoy en día conocemos los emuladores: capas software que simulan la existencia de un hardware inexistente. Básicamente se trata de traducir en tiempo real las instrucciones y llamadas al sistema de un programa diseñado en principio para una determinada máquina a otra, con lo que podrías usar un programa hecho para una Game Boy en un pc con Linux, por ejemplo.

Aunque lleve años usándolos siguen impresionándome. Poder jugar a Broken Sword (una aventura gráfica increible) en Linux me encanta. Es posible con ScummVM

Luego hay otras cosas como las máquinas virtuales. En este caso se simula un ordenador entero. La configuración de la BIOS, los discos duros, y la estructura del hardware conectado se almacena en un fichero de configuración; los discos duros se representan como archivos. Un programa se encarga de simular el comportamiento de un ordenador, y sobre él puedes instalar hasta sistemas operativos. Funciona perfectamente y es una buena herramienta para practicar cosas: desde instalar sistemas operativos hasta crear redes con directorio activo, redes que enrutan y demás. VMWare es el programa comercial más conocido para este propósito.

En principio usaré una de estas para mi proyecto de fin de carrera (PFC); montaré todo el sistema en una de estas por lo que podré llevar en un disco duro USB mi “ordenador” y podré arrancarlo tanto en mi casa como en el despacho del tutor. Además no importa que él use el programa de máquina virtual sobre GNU/Linux, Windows, Freebsd o lo que sea. La máquina virtual va igual sea cual sea el sistema anfitrión.

¿Qué uso le das tú a los emuladores? Recrearte jugando a viejas glorias de los videojuegos, instalar sistemas operativos extraños (¿alguien ha instalado JOS?) sin miedo a perder información, etc… Recomiendo a todo el que tenga un mínimo interes que se haga una o dos máquinas virtuales, aunque sólo sea por el placer de instalar un DOS desde disquetes en un ordenador con 1 MB de RAM…