Servicios

07 Jan 2005

Y no me refiero a servicios del sistema (daemons si te va el rollo Unix ;)) sino a los servicios físicos que hay en los sitios. Creo que un baremo del progreso social en un país puede verse por el estado y la cantidad de baños que hay en los lugares públicos…

Recuerdo cuando me fui de Interrail; cuanto más al norte servicios más limpios (eso sí, previo pago de 20, 30 o 40 cents)… ¿Por qué no somos capaces de mantener los servicios en condiciones? Hay dos causas manifiestas con un mismo origen: el desencanto por las cosas y el empacho de pertenencias… Tenemos demasiadas posesiones, valoramos poco lo que tenemos, los servicios que nos ofrece el Estado (que son nuestros, de todos, eso sin duda)…

Y tenemos poco apego a cosas como por ejemplo los servicios públicos; sin querer ser escatológico, no nos importa a veces dejarlos pegajosos de orín o con malolientes heces… No, ¿y luego el que se lo encuentra ahí qué? Este post surge de mi visita de hoy al intercambiador de Avenida de América… Otra pregunta, ¿por qué en el metro no hay baños? Para un pis de última hora nada más; no creo que, por muy sucios que estuvieran, fuera más desagradable que el de cualquier bar de Malasaña un sábado noche.

Pues eso, las dos causas son que los usuarios somos unos guarros y que el propietario no se toma las necesarias molestias en cuanto a personal, tiempo, o dinero… Creo que sería muy agradable que se pudiera ir a cualquier baño público a hacer las necesidades necesarias sin más problema: ¡otra conquista social! Hagamos de este país un lugar con buenos servicios públicos.

Yo realmente desde el Interrail no tengo pudor a la hora de hacer mis necesidades en servicios públicos pero entiendo que mucha gente se aguante y se quede “con las ganas” por el hecho de la poca higiene…

Este es el panorama español de los servicios públicos masculinos; ¿cómo es para las mujeres? Coméntalo, tengo ansias de conocimiento ;)