Libertad de Expresión

10 Jan 2005

Mientras hacia unas memorias para la uni decidí ponerme música “antigua”. Esto es, cogí mi carpeta de mp3, elegí uno que fuera anterior a “Mp3 volúmen 25″ y que fuera de “Varios”. Esos cds son en los que meto los mp3s que me bajo sueltos. Pues ahora estoy escuchando la canción de DeCSS . ¿Qué es eso? Pues es el nombre del programa que un noruego de (entonces) 15 años hizo para sacar la clave con la que estaba encriptado un DVD-Vídeo. Aunque hay dudas sobre si fue él, robó el código a otro etc, me da igual.

Lo interesante es que la historia demostró que la libertad de expresión y que el libre conociemiento ya no tienen fronteras. Gracias a ese programa cualquiera podía desencriptar un DVD y copiarlo, reproducirlo en un sistema no licenciado o incluso recomprimirlo (¿te suena divx?). La SGA€ norteamericana intentó, mediante su horda de abogados, prohibir la publicación en internet del código y/o de herramientas que lo usaran. Siendo un código en C sumamente pequeño y, aun a sabiendas de que se podría seguir publicando el código, la gente le dió al coco para ver qué otras formas había de publicar código “ilegal” en internet. Pues bien, en 42 ways to distribute DeCSS hay 42 medios distintos por los que el dicho programa se ha distribuido.

A mí el que más gracia me hace es el mp3, desde esa página encontrarás enlaces a mp3s donde un chico canta literalmente el código, tal que así:

This function is void and takes two args, the firs