Harry Potter 6

23 Dec 2004

Leo en Scholastic que el próximo julio de 2005 saldrá el nuevo libro de la serie Harry Potter que se llamará “Harry Potter and the half-blood prince” o en español, como algunas fanpages hispanas han decidido llamarle, “Harry Potter y el príncipe mestizo”, título que por otra parte me parece muy sonoro y bien elegido.

Harry Potter lo ví desde un principio como una chorrada para niños sin imaginación; pero me decidí a coger el libro de mi hermana y poco a poco me fue cautivando una escritura amena. Esa escritura se va haciendo un poco más complicada con el paso de los libros; como yo y muchos opinamos “Los libros van creciendo junto con Harry”.

Pues bien, no me declaro un fan acérrimo (como mi hermana, que se ha ventilado todos los libros más de 4 veces) pero debo reconocer que es un libro que engancha y está bien escrito (no como El Código Da Vinci, totalmente falto de ingenio y de sorpresa según mi humilde opinión y a sabiendas de que yo no podría hacerlo mejor).

J.K. Rowling ha conseguido algo que pocos profesores habían hecho: que chavales de 10-12 años se zampen enteros libros de más de 600 páginas (el quinto tenía 900 si no recuerdo mal) a gusto y adquiriendo un amor a los libros…

Hablando de libros, hoy vi cosas en la red sobre el libro electrónico que ha creado Sony: el LIBRIé; un nombre bonito para algo espectacular: un ordenador de gran pantalla (tamaño A-5, cuartilla), poco consumo y buena interfaz (que opinen los que sepan japonés). ¿el futuro de los libros pasa por cosas como ésta? Creo que sí; algo dentro de mi me dice que es alucinante, pero otra cosa me insinua que sería terrible si desaparecieran los libros en papel. Como todo, tiene su encanto lo del papel; pasar las hojas, acariciar su tacto, etc… Pero las ventajas del libro electrónico son muchísimas (poder dejar muchos marcadores, llevar en el bolsillo cientos de títulos, buscar una palabra o un nombre propio (¿qué más hizo el personaje tal antes de esto? bueno para La Colmena, de Camilo José Cela). El pasarle por bluetooth un libro a un compañero y, sobre todo, salvar la tan maltrecha Amazonía….

¿Detalles técnicos? funciona con E-Ink (tinta electrónica), compuesta por una lámina que contiene diminutas bolsas con bolitas blancas (cargadas positivamente) y negras (negativamente). Al aplicar tensiones puedes conseguir que en una cara del papel se muestren las bolitas que deseas y luego se fijen hasta “nuevo aviso”. Esto da lugar a pantallas flexibles como el papel (aunque no creo que se puedan doblar ;)) y que consumen sólo cuando actualizas su contenido. Por eso Sony informa de que con unas pilas AAA su aparatito aguanta 10.000 pasadas de hoja (cambios de imagen). En Libertonia encontramos comentarios que critican el tiempo de refresco; excesivamente largos según esa página.

¿El futuro? Sí, tambien nos da pena que los álbumes antiguos de fotos hayan pasado a ser cds en una estantería de Ikea. Eso sí, nadie puede negar que el diseño es espectacular. Ya comentaré qué tal se leen libros en mi Tungsten E cuando me llegue a casita (espero que mañana). En Barrapunto encontré a mediodía un hilo muy interesante sobre si es cómodo o no leer en dispositivos informáticos cosas del estilo novelas.