Cristina Villanueva

02 Nov 2004

Me entra mucha curiosidad por investigar un poco sobre la gente que, a veces, forma un poco parte de nuestra vida. Por ejemplo Cristina Villanueva; ¿quién es? el simple hecho de conocer el nombre de alguien puede que ya sea investigar un poco.

La primera vez que tengo constancia mental de haberla visto fue en muchas de las pruebas de las Olimpiadas de este verano; a mediodía. Luego, tras la marcha del antiguo presentador de La 2 Noticias llegó ella al puesto. Llevo un par de días viéndola y me gusta una cosa que tiene en común con Lorenzo Milá (que presentó el citado programa durante muchos años): se la ve sonreir cuando termina una noticia medianamente alegre… Eso me da sensación de complicidad, como si a ella también le hubiera emocionado (quizás sí), y de humanidad, como si ella también tuviera sentimientos (que seguramente también).

¿Qué es de la vida de toda la gente que vemos en la televisión, o que escuchamos en la radio? En 7 vidas viven con una de esas personas (en la ficción): Diana Freire, actriz… ¿Cómo será convivir con una de esas personas cuya imagen llega a tantas retinas? ¿Cómo será incluso ser una de esas personas?

Hace unas semanas pusieron en La 2 un documental sobre la vida de Chaplin. Pues bien, cuando estaba en nosequé ciudad la gente le seguía porque era famoso, pero como a 12 metros, por no molestarle… Hoy parece que ser famoso te obliga a aguantar a cualquiera que esté dispuesto a molestarte; hoy parece que se es famoso cuando te admiran porque sí, no por ninguna cualidad que te haga admirable. Creo que perdemos poco a poco aquella fama por pensamientos, inteligencia o destreza en algo más allá del cuerpo.

Volviendo a la señora (o señorita) Cristina, aquí viene un poco más sobre esta chica… Creo que siempre me han gustado fisicamente las chicas con un aire Amélie, pero hasta que no ví la peli no supe como definirlo. Me gustan las personas con una vida interior agitada, que piensan, que filosofan sobre el mundo que nos ha tocado vivir… Normalmente asocio un físico a una mentalidad y aunque no es bueno hacerlo, por llevar a equívoco, soy así. Cuando conozco a una persona me fijo mayoritariamente en su cara, su expresión, y a partir de ahí me imagino qué forma de ser tendrá. ¿Prejuicios? Quizás, pero creo que la cara de una persona conjuga muchísimos aspectos de lo que se cuece en el interior de su cabeza.

Realmente la vida que llevamos no es muy complicada, o a veces sí, pero hay muchas cosas para sacar a la luz: ideas, puntos de vista y rincones mágicos. Quizas la blogosfera tenga algo que aportar a todo esto, al menos a que la gente conozcamos más puntos de vista.