Redes de pares

26 Oct 2004

Leo en DiarioTI que la red edonkey (a la que se pueden conectar clientes como eMule, aMule, xMule, eDonkey, etc…) ha superado en usuarios a la red Kazaa… Vaya, parece que las cosas avanzan, despacio, pero avanzan.

La red eDonkey está desplazando al resto (aunque BitTorrent aprieta) quizás por su creciente facilidad de uso gracias a la aparición de eMule (conectarse con eDonkey era un infierno), la existencia de programas libres (además de otros propietarios, como el que inició la red eDonkey2k), y sobre todo el boca a boca: rara es la persona que no tiene una “mulita” descargando toneladas de bits de la red, también llamado “poner el pc en modo aspiradora”.

¿Han cambiado estas redes la filosofía de Internet? Creo que para el gran público sí; en cuanto a la parte técnica el uso de redes de pares enfrentado a las redes habituales de cliente-servidor es curioso. En realidad las redes eDonkey funcionan con servidores, pero desde que eMule introdujo el intercambio de fuentes (los usuarios se informan entre si de quién tiene un determinado contenido) y desde que ha aparecido una red realmente de pares que funciona muy bien (Kademlia) las cosas se están haciendo cada vez más distribuidas, más “vapor”.

¿Cómo si no vapor se podría llamar a una red formada por muchos ordenadores que sostienen una base de datos distribuida de archivos? ¿Cómo si no vapor virtualmente sólido se podría llamar a una red formada por personas y no por organizaciones ni gobiernos, pero llena de contenidos?

Desde el punto de vista moral, legal y práctico se han escrito miles de bytes pero en mi humilde opinión creo que la industria y el sistema ha creado una mentalidad que está bastante lejos de lo que debería ser. El arte se ha mercantilizado, se trafica con influencias artísticas y esas influencias hacen que sea el peor arte posible el que llega al gran público. Quizás la red como instrumento y la libertad como vehículo puedan hacer que realmente seamos nosotros los que elijamos lo que nos gusta y lo que no nos gusta.

Confío mucho en la red como algo que nos haga evolucionar culturalmente, que nos provea de los mecanismos para culturizarnos de una manera respetuosa con el resto de culturas, con el medioambiente y con nuestro propio pasado.

Un ejemplo es que gracias a algunas redes de este tipo he encontrado grupos geniales cuya música me ha acompañado desde mi reproductor portátil, o autores de novelas han distribuido su trabajo y ha llegado a la gente, o técnicos han distribuido software, documentos y tutoriales que han hecho más fácil la vida a la gente… Viva la red en libertad, viva la humanidad en armonía y evolución.