Más Sueños

08 Oct 2004

Vaya, sin querer he borrado lo que escribí aquí. Lo intento reescribir.

Ayer fue la bomba, me lo pasé muy bien; uno de los mejores jueves. Me encantan las noches en las que se mezcla la música en sitios nuevos, bailar, encuentros inesperados y conocer gente “inusual”. Ayer hubo todo eso.

Pero antes que contar esa historia (que llevaría muuuuchas líneas) voy a contar lo que soñé hoy. De repente al llegar a un lugar el tiempo retrocedía una semana, reviviendo lo que habíamos vivido. Lo curioso era que nos pasaba a mi y a una amiga; pues estabamos yendo a los sitios, dudando si tomar parte en las cosas o no para no cambiar nada (el complejo espacio-tiempo que diría el Dr. Emmett Brown). Bueno, luego me decidí a ir al lugar donde comenzó todo y reparé en una habitación que no había visto antes, entro y viví una escena parecida a cuando Lisa Simpson llega al Club de los Superdotados de Springfield: un montón de gente sentada en butacas y que sabían cosas que yo desconocía sobre lo del tiempo… La escena se parecía a la de la niña de los Simpsons pero en la de mi sueño hubo más sexo, ya que la reunión acabó en orgía (…) Qué cosas, ¿no?

Luego hablé con mi amiga y ella había ido al mismo lugar sin decírmelo con el mismo final. A partir de ahí la vigilia empezó a actuar y ya no recuerdo mucho más.

Es increíble la cantidad de deja-vu que hay en los sueños, en los míos al menos. Me refiero a que muchos lugares los “visito” muchas veces y son siempre casi iguales. Quizás sea que hay algunas imágenes que, de pequeño, se me quedaron clavadas y aparecen siempre deformadas de la misma forma en mis sueños. Pero realmente hay sitios que han aparecido decenas de veces ahí.

La onírica es algo precioso, aunque a veces se mezcle con la realidad. Por ejemplo cuando llegas a casa a las 6 de la mañana con la visión de la noche un poco distorsionada y te pones a soñar… Cuesta ver cuándo empieza una cosa y acaba la otra; quizás porque la distorsión en vigilia era mayor que en sueños ;)

Bueno, me ha quedado más corto que lo que escribí antes pero la esencia creo que está. Un abrazo wapos!