Hoy hasta Microsoft me parece amable

22 Jun 2004

Ayer terminé (en la práctica) los exámenes… Aún me quedan dos pero no les doy importancia y al no dársela desapareció la sensación de estómago encogido. ¿Qué he hecho hasta ahora para disfrutar de mi “libertad”? Lo que quería hacer desde hace tiempo: no pensar en ninguna preocupación. Ayer fui a casa de Felipe con alguna gente y estuvimos alló un rato de risas. Y esta mañana he estado navegando por la red y he visto Amélie. ¡Cómo me gusta esa película!

Estos días tengo ganas de descansar mucho y estar con mi novia que llega mañana a Madrid. El viernes es cuando la gente que falta acaba su último examen (Fundamentos de Electrónica) y supongo que nos iremos de fiesta. Y luego… bueno, a ver qué nos depara el verano.

Yendo por la calle y viviendo el día a día en Madrid (como en cualquier otra ciudad) ves a gente amargada. Esa gente que se queja de todo, que tiene que montar un numerito a la mínima: cuando les suspenden un examen por una huelga, cuando no avanza la cola del cine, cuando el autobús no llega… Su reacción ante tales situaciones es hablar muy alto y quejarse como si se lo dijeran a alguien… Lo malo es cuando en el grupo hay otro amargado que le sigue… ¿¡Creen que el mundo entero está compinchado contra ellos?!

A esta gente le suele costar mucho ponerse en el papel de otro. Si cuando el autobús no llega, o ha llegado pero el conductor ha salido a fumarse un cigarro y tu llegas tarde; pues o lo comentas con el de al lado tranquilamente, o vas a hablar con el autobusero; pero no hablas alto esperando a que alguien “secunde” tu amargura. No es que me haya pasado recientemente pero sí muchas veces.

(…)

El sábado y parte del domingo estuve también en casa de Felipe con Lara y él. Es muy agradable el estar estudiando en grupo; harás menos, no digo que no; pero lo que está claro es que al menos no te sientes como una mierda (si no llego a ir ya me veía yo en mi casa solo estudiando en una mesa y el resto de la casa en silencio… triste).

(…)

Sobre el examen de ayer yo creo que lo aprobaré a no ser que pase nada raro. Tengo un par de exámenes: lunes y martes que viene; me los prepararé con muuuucha tranquilidad.

Bueno, quizás luego escriba más: chao pescao!.