Hielo y fuego

28 Jun 2004

Ayer creo que por primera vez en bastantes días (no sé si semanas) soñé. Al menos no recuerdo haber tenido sueños en este tiempo de exámenes… Es otro hecho curioso que puede tener que ver con la época o ser una mera coincidencia. Soñé con gente de la uni, del instituto e incluso del colegio… Es increible lo bien que almacenamos dentro dentro dentro los recuerdos de las cosas (y la gente). Lo malo es que cuando es necesario no recordamos las cosas más importantes.

A veces uno se harta de la relación con las personas. Quizás sea culpa de uno mismo o del resto, o como normalmente es: de todo un poco. Tenemos maneras muy diferentes de “querer” relacionarnos con los demás; y por tanto a veces alguien se quiere relacionar con nosotros de una manera que no nos gusta. No, no me refiero al sexo ni al amor. El hecho es que pocas veces intentamos “ponernos en la piel de otro”; intentar ver la perspectiva desde la que otra persona vé las cosas sólo observando y “estudiando” su forma de actuar, sus miedos, las cosas que le alegran… La relación entre las personas siempre ha sido complicada, pero creo que con un poco de comprensión y sosiego y la mayoría de los problemas se arreglan. No recuerdo dónde pero hace poco leí algo así como que la democracia no es la libertad de decir lo que quieras sino la obligación de oír lo que no te gusta. Eso es lo que realmente deberíamos aprender a hacer: oir lo que no nos gusta. Creo que todos pecamos un poco en ese sentido.

(…) La verdad es que no me apetece mucho plantearme qué voy a hacer en verano; a veces tengo la sensación de que no me gustaría hacer nada más que dormir, navegar, escribir en blogs varios y rellenar mi fotolog con fotos que no implicaran mucho movimiento (detalles de mi mano, la cama, la pantalla o algo así).

Sí, a veces tengo actitudes de parásito o qué se yo. Otras veces pienso que realmente el mundo no merece la pena como para salir de mi yo (estos son los momentos “egoístas”, no por no querer dar sino por no querer recibir); y otras veces ves el mundo de una manera optimista, con ganas de respirar el aire de la calle. Algo así como cuando Amélie le da a Dominique Bretodeau la caja; cuando sale del bar y se la ve cruzando el Sena… La verdad es que esa escena transmite optimismo por los 4 costados. El otro día ya comenté sobre esta película.

(…) Vaya, lo malo es que una vez que “terminé” los examenes tengo que seguir estudiando hasta el miércoles. Hoy tuve el examen de la asigantura de libre elección y luego estuve con Fer (no pongo enlace a su diario porque es un sosoman y lo ha abandonado … )

Bueno, por hoy escribí un poco; a ver si sigo la racha hasta que me vaya de viaje. Cuando lo haga escribiré cuando tenga tiempo y encuentre un punto de acceso a Internet. Además sería útil porque tengo que saber cuando sale cada nota ya que los profesores están de huelga y patatín patatán no quieren sacar las notas hasta que pasen 21 días del examen… El examen del miércoles es uno que se suspendió por otra huelga… Y sin avisar: tengo varios nombres para eso pero mira: paso.

Un abrazo chavales. Os pongo unas fotos de París: link en la imagen del Sena.