Sin exámenes

08 Feb 2004

El otro día estuve viendo el documental “la pelota vasca”; además de parecerme una maravilla visualmente creo injustas todas las críticas que se le han hecho. Por si alguien no lo sabe es un documental que habla sobre la situación del País Vasco. Lo que me gustó es que hablaba gente de todos los colores (excepto del PP, creo que ninguno quiso salir ya que supongo que a alguno le ofrecerían salir), amenazados, familiares de muertos, políticos del PSOE IU PNV HB, músicos vascos, escritores… La conclusión a la que creo que llegaba el documental era que la única manera de acabar con el estado actual de las cosas es el diálogo, idea que personalmente apoyo, pero bueno.

Cuento todo esto porque casi al final dice un escritor “cuando todo esto acabe, que algún día tendrá que acabar, todos iremos por la calle levitando 20 cm del peso que nos hemos quitado de encima”. Pues salvando las distancias yo ahora me siento así sin exámenes. Desde que volví de Cuba he dedicado la mayor parte de mi tiempo a “codearme” con los apuntes (aún estoy moreno pero creo que es por el “efecto flexo”), por lo que este viernes me dí cuenta de que había cosas que aún no había hecho tras volver de Cuba, como ver algunas partes del centro de Madrid que me gusta ver, como tirarme a oir música sin sentirme mal por no estar estudiando… Realmente me siento levitar un poco (quizás sólo 2 ó 3 centímetros).

Últimamente cuando veo a chic@s de 12-16 años veo que el porcentaje de “descarriaos” es mayor que cuando yo tenía esa edad (hace 3 años)… Es una opinión que creo que comparte mucha gente; y la culpa no se si es de los que tienen 10 años más que yo (sus padres), de los que tienen 30 más que yo (los directores de las cadenas de tv) o de todos… Parece como si no se valorara más que lo superficial; no es por decir pero yo creo que desde los 11-12 años tenia “pensamientos” en la cabeza, cosas algo más allá de Crónicas Marcianas (antes era el Misissippi) y del alcohol… Aunque quizás estoy equivocado, hacía las mismas cosas que no entiendo y lo que me pasa es que ya acabó mi adolescencia…

Yo también hice muchas tonterías, aunque no me arrepiento de casi ninguna; ¿pero el llamar la atención porque sí? Eso no lo recuerdo hacer tan a menudo como lo veo ahora… Pero bueno, mientras queramos ser felices, tengamos dudas, sentimientos a flor de piel y no hagamos daño a nadie ¡qué viva la Pepa!

(…)

Se nota que la primavera ya se va acercando a Madrid: esta semana ha hecho una temperatura cojonuda y el almendro de mi portal que veo por la ventana ya está completamente en flor (¡a 8 de febrero quién lo iba a decir!)

Y siento mucho no haber escrito desde el miercoles o el jueves, pero tuve exámenes el jueves y el viernes; y lo enlacé con la fiesta del viernes y el sábado; y hoy domingo me levante a las 2… Sí, estoy haciendo el vago; ¿y qué?

Muchos de mis amigos de la universidad se han ido ya a sus casas o a la playa. Yo este martes me iré a ver a mi novia que ya hace tiempo que no estamos juntos y cada día mi corazón late más por ella. Supongo que cuando esté allí con ella podré escribir aqui… Y os iré contanto peripecias mentales de esas que, al menos a mí, nos gustan.

Un abrazo