La tero g^iri

11 Jan 2004

De nuevo con todos ustedes; los últimos días hubo una mezcla de alcohol en sangre, estudio, prácticas y clases que me impidió escribir.

Me fastidia que de vez en cuando se me ocurran cosas geniales sobre las que escribir; pero una vez que llego aquí no me acuerdo. Antes los escritores tenían miedo a “la hoja en blanco” o algo así; ahora tienen miedo al TextArea en blanco… Es curioso como la tecnología modifica el lenguaje y la conducta.

Sigo echando de menos Cuba, hoy en Barrapunto hice una serie de comentarios sobre Cuba y bueno, recordé muchas cosas. Los lugares, la forma de hablar de la gente con la que estuvimos… También me doy cuenta de lo rápido que se hace uno a los ambientes: a los tres días de llegar a Madrid ya no me resultaba raro todo lo que hay diferente; al igual que a los 3 días de estar allí ya me manejaba medianamente bien y no me extrañaban tantas cosas…

(…)

Cambiando un poquito de tema hoy he acabado la práctica de Programación III en Java. Es un programilla de correo que al final ha quedado bastante majo. Sigue siendo un poco cutre pero bueno. Además ya me quito todo esto de encima y me puedo poner a estudiar un poco en serio. De hecho el viernes ya fuí por la mañana a la biblioteca de mi barrio a estudiar. A ver si esta semana me encuentro a alguien alli porque si no es un auténtico horror el estar 5 horas sin hablar con nadie.

Hoy me pasó algo curioso, tenia en el Winamp una lista con (casi) todo de Yann Tiersen y empezó a sonar una melodía que sale en Amélie. De repente se me fueron de la cabeza los agobios de los exámenes, las cosas y me vino sólo a la mente el mundo tan extraordinario que sale en esa película y que he hecho mío alguna vez. Quiero decir que alguna que otra vez todo me ha parecido como la película: le encuentras belleza a casi todas las cosas, tienes ganas de hablar con la gente, de sentirte parte del todo que forma la ciudad a la vez que destacas como individuo.

Qué bueno que la música sea capaz de transportarte; que un libro pueda hacer que sientas miedo, tristeza, angustia, … Me gusta ver que seguimos leyendo; parece como si hoy en día con la tele ya lo tuvieramos todo pero hay cosas que sólo puede darte un libro. Es como la radio: “Video killed the radio star” no es verdad; la radio sigue teniendo su nicho de gente, simplemente porque es un medio que te entretiene, no que te absorbe (como la televisión). La radio está pensada para que puedas hacer algo mientras la oyes: conducir, estudiar, navegar, trabajar, …

Qué bueno es saber que este mundo lleno de gente, ideas y esperanzas sigue girando.

P.D. La página de Yann Tiersen que está enlazada arriba es una pequeña maravilla. Si tienes un rato échale un vistazo.