De huevos y asesinos

17 Jan 2004

A veces a uno le dan ganas de meterse en un “huevo”… Me refiero a esa sensación de no querer saber nada más del mundo hasta que tu vida termine y quedarte solo y sólo con tus pensamientos, buscando la paz o qué se yo…

Hace unos minutos estaba viendo en TVE1 un documental sobre las consecuencias de la guerra en Sudáfrica (creo que era allí porque hablaban de la capital, Freetown); donde los combatientes para sembrar el miedo y el qué se yo, mutilaban pies, manos o brazos a la gente que tenía suerte; a la que no la mataban… Cuando estaba viendo y oyendo eso me sentía con ganas de meterme en un huevo por el resto de mi vida; dar la espalda a un mundo que a veces parece no tener solución; dar la espalda a un animal (el ser humano) que tiene unos sentimientos que le pueden llevar a hacer cosas así.

Supongo que personalmente esos asesinos de ilusiones no tendrían mucha culpa de lo que hicieron; no se qué cosas estaría dispuesta a hacer una persona si se les inculca la cantidad y tipo de odio necesario… ┬┐Sería eso posible en España, o en Europa? Yo creo que no por un motivo: la educación. Yo creo que nunca sería capaz de hacer eso porque he aprendido que casi cualquier persona es capaz de crear cosas maravillosas, y eso lo he aprendido a través de los músicos, de los poetas, de los actores, de los escritores… Supongo que la doble ventaja de hablar, pensar y aprender es que te permite hacer más cosas geniales, y no te permite hacer otras tan horrendas como para quitar el sueño a las personas durante toda su vida.

Aunque gente de naturaleza asesina hay en todos lados (los que echan ácido en la cara a sus mujeres, sin salir de la frontera esta), pero felizmente creo que no supera el 5%. Claro que hay un 20% que hace muchísimo más daño del que cree que está haciendo (los maltratadores de mujeres).

Es que cuando lo ves te choca muchísimo, pero ahora que lo piensas un poco en frío te das cuenta de la cantidad de vidas e ilusiones que han quitado a mucha gente desde pequeños, etc… Y no sólo por la mutilación física, sino por el transtorno psicológico. Sólo comparar las causas de nuestras preocupaciones (separaciones, exámenes, dinero, …) con las de ese pueblo (has visto cómo han degollado a toda tu familia y no te quedan manos para recogerte las lágrimas de los ojos)…

(…)

Pues si la vía es la educación que triste es que no tengamos las agallas (me incluyo) como para ir en masa a liberar a los pueblos de la ignorancia asesina.

A veces pienso que tenemos la cabeza tan embobada en nuestras gilipolleces que no somos capaces de mirar un poquito alrededor. Somos como los burros o los caballos que van con los tapa-ojos esos: palante palante que los laterales no son importantes.