Odio el odio

17 Dec 2003

De vez en cuando piensas en las guerras, en las cosas que pueden mover a la gente a desear que otras sufran, en las cosas que deben moverse dentro de los cerebros… será desconfianza, miedo, locura, … No lo sé, pero alguna esos movimientos que se convierten en sentimientos llegan a todos (a mi también). No todo iba a ser diversión y sentimientos bellos en este juego de ser humano (nótese la minúscula).

Cambiando de botellín (o de tercio) hoy estuve un rato en la biblioteca estudiando sobre las 6:30 de la tarde. Era de noche y la sensación de estar ahi unas 60 personas cada uno con sus ecuaciones o sus circuitos y con las ventanas cegadas por lo oscuro de la noche pues era agradable, al menos para mi sonrisa. Sonreí y me dieron ganas de vivir. Una sonrisa es de las cosas más bellas que pueden nacer de la cara de un ser humano. Sobre todo si esa sonrisa surge por la acción de otro y ese otro eres tú.

Y ahora nos lanzamos al último botellín de palabras. Hoy di por semi-finalizadas casi todas las practicas que me agobiaban en estos dias; todo fue entre la madrugada y la mañana, y quieras que no uno se siente aliviado. Me sentí un poco como cuando acabas un exámen o una ristra de ellos… Con ganas de disfrutar de las cosas de las que no lo has podido hacer en el último tiempo etc… Lo malo es que mañana me levanto a las 7:00 y me acostare tarde porque… ¬°voy al estreno del Señor de los Anillos!

Como veis, no hay día en que no haya motivos para alegrarse, aunque una pizca de odio navegue por el mar en calma de la noche… Me alegro de sentirme en el lado blanco del ying yang.