Un día en el centro

21 Nov 2003

Buenas noches. Ayer no escribí, ya que a lo tonto con el tema del cambio de diseño se me hizo muy tarde y me tenía que ir a dormir… Por cierto, ¿os gusta el diseño?

Se nota el pasar el día entre ordenadores, o hablando de ellos en las clases, … Cuando llego a casa me apetece usar el ordenador, pero no para algo que tenga que pensar mucho… Mi mente dice: ¡basta! Por mucho que te guste leer, si estudias la carrera de filosofía inglesa seguramente leeras libros por tu cuenta, pero no analizaras detalladamente el estilo, la gramática, etc.. Sólo leerás.

Hoy fui a una comisaría en el centro para hacerme el pasaporte; y todos los policías y los que te atendían parecían muy simpáticos… En serio, por lo menos no te sientes cohibido ni con miedo en la comisaría. De hecho, al salir, me di cuenta de que llevaba algo de marihuana en la cartera y no sentí que hubiera peligrado ahí dentro (yo no, la maría)… A parte de mis ideas sobre las normas, la policía, el ejército, etc… Me alegro de que lo que es un trámite burocrático no sea, además, un malestar mental.

Cuando estaba en el centro, por el metro, por las calles, parecía como si la vida fluyera entre ilusiones; es cierto, entraron dos hombres al vagón, uno al violín y otro a la guitarra (supongo que alguno les habrá visto, el del violín acaba tocando con el instrumento en la espalda, … algo increíble), y poco a poco (excepto algun@ amargad@) la gente fue sonriendo, animándose,… no te daba vergüenza mirar a alguien y hacer un gesto como “Telita, como toca y que bien me siento de oirle hacerlo”… El viernes pasado entro un hombre que, en una tabla, había clavado unos clavitos y enganchado cuerdas de guitarra tensadas en ellos; tocaba con las varas típicas de los xilófonos y sonaba maravillosa la marcha turca… una maravilla. Y hoy también, justo abajo de unas escaleras mecánicas, una pareja brasileña tocaba (él) y cantaba (ella), me hubiera gustado quedarme oyéndoles, pero una vez subiendo las escaleras…

Sin cambiar de tema, ¿nunca habéis visto en el metro a alguien que está mirando ahí quietoparao a un músico? Yo me pregunto: ¿le conocerá? Si no es así, ¿qué se dirán cuando acabe de tocar? ¿Le dará bienes en forma de monedas o en forma de un beso? No lo se… quizás un día haya que ponerse a tocar para comprobarlo ;) Buenas noches.