Regreso…

04 Nov 2003

Oh! Cuantos días sin escribir… Estuvimos de acampada y todo muy bien. Estuve con mi niña y la verdad, no me puedo quejar, muy contento.

Ya nos hemos acostumbrado a los días tan cortos; tiene algo bueno: que ahora no salgo de noche de casa, pero tiempo al tiempo… en un par de semanas ya será así.

Desde que salgo de noche y vuelvo de noche mi casa se ha vuelto un lugar un poco extraño… Es gracioso como los humanos adaptamos nuestro cerebro a los lugares y los hacemos nuestros… Y qué fácil es adaptarnos a nuevos lugares; y que fácil es sentirte raro cuando vuelves a un lugar al que hacía tiempo que no ibas… Es como un deja vû de esos pero como previsible. Bueno a lo que iba, ahora cuando llegan los fines de semana es como si despertara en un lugar que no es el que he dormido durante toda la semana… Se me hace raro ya pasar más de 4 horas despierto aquí…

Ahora mismo estoy viendo la Luna, in crescendo, en un cielo si nubes… Lo malo es que hoy no toca Luna hasta muy tarde, ya se está escondiendo tras el edificio vecino. Los días de Luna llena que se oculta tarde, puedes echarte a dormir a las 2 y no sentir oscuridad nada más apagar la luz… Ahora que la estoy mirando me parece increíble que sea una masa rocosa de millones de toneladas girando a nuestro alrededor… Que bonita es, y cuánto ilumina… Parecerán mariconadas o memeces, pero realmente da que pensar…

(…)

De vez en cuando siento como si se me fuera la cabeza, como si mi mente intentara desconectar de lo físico… Puede que sea por pensar demasiado ;) O puede que necesite dormir más, quién sabe…

A veces con Yova no me doy cuenta de que somos dos personas distintas, hago mío el pensamiento de que somos uno solo, pero cuando me doy cuenta de que ella es alguien a parte de mi que desea estar conmigo es cuando más la quiero. Ésto me ha llevado a pensar ultimamente que todo es relativo, me gusta imaginarme como se verán las cosas desde los ojos de los demás: no solo físicamente, si no los pensamientos, opiniones, ideas, y todo lo que conlleva que no seamos los unos iguales a los otros.