Por Qu Casi Nunca Hay Colas En Los Baos De Tas

15 Nov 2003

Mmmm, hoy me he levantado a las 2 de la tarde, y ayer tampoco es que saliera hasta muy tarde, llegué a mi casa a las 3. A pesar de todo parece que llevo mucho tiempo despierto aunque sólo sean 3 horas y media.

Hoy en Madrid parece que va a llover por la noche; ahora mismo es esa hora en la que, cuando hay muchas nubes, la cantidad de luz que hay va disminuyendo muy lentamente, mucho más que si no hubiera nubes… Desde aquí veo un par de edificios muy grandes, y otros menos grandes a lo lejos, una ventana mojándose y varios árboles dejándose llevar por el viento.

Me encantan los días así, me encanta quedarme en casa con algo que hacer (hoy toca acabar la práctica de programación y unas cuantas más) mientras la lluvia moja fuera… Aunque ahora que lo pienso, si estuviera en el centro con la lluvia ahí mojando la calle, y yo dentro de un café tomando algo con alguien, …. También sería maravilloso… Es lo que tiene la vida, que el querer que sea bonita es condición indispensable para que sea así. Al fin y al cabo no es una claúsula muy mala, ¿no?

¡Ay! Ayer Madrid estaba lleno de gente por la noche, cada vez pienso más que es mejor salir entre semana. O somos demasiados o faltan bares. No entiendo porqué si quieres salir tienes que estar en un bar hasta arriba de gente casi sin poder moverte. No digo que no me guste estar así un rato, pero al empezar la noche tardamos como una hora y media en encontrar un bar que no estuviera petado; y empezar la noche sin poder moverme no es, precisamente, lo que más me apetece… Es lo que tiene el no poder beber en la calle; el ocio en esta ciudad cada vez degenera más.

Y todo por la ley antibotellón; nos cierran la calle para que entremos a los bares, a disfrutar de esa música a todo trapo, de esa bebida a esos precios tan simpáticos, y del mogollón de gente que te aprieta por todos lados… ¿Nunca te has dado cuenta de lo ridículos que nos sentimos todos en los bares cuando, por un momento, la música se apaga? (…) En cambio, en un parque con tus amig@s charlando, bebiendo, riéndo, jugando, etc… Yo me siento muchísimo más libre. Creo que hay gente de sudamérica que lee esto, no se si lo entenderán, pero es que aquí hay una grieta generacional con esto del botellón. Muchos de los mejores momentos de mi vida los he vivido en parques bebiendo con la gente; me entristece mucho que la generación que viene no viva las cosas tan bonitas que he vivido yo en los parques.