que tarde es… en las calles

31 Oct 2003

Es muy tarde, son casi las cuatro. Me propuse terminar la práctica de Programación III entre esta noche y mañana por la mañana, y como esta noche me ví inspirado pues me puse… Y la he terminado, ya dormire mañana por la mañana lo que no he dormido esta noche… Por lo menos el programilla funciona y estoy orgulloso de haber ido atando cabos de clase en clase, … bufff! Ya funciona, ahora quizás sólo me quede encapsular unos cuantos métodos en la clase intermedia del sistema. Pero lo principal ya está. Siendo si no se entiende, pero me apetecía escribirlo

En los edificios de enfrente veo dos ventanas encendidas, … un par de locos como yo. Me he dado cuenta de lo que me gustan las calles… No en general, si no cada calle en si. Lo empecé a pensar hace años cuando fui a París (al menos eso creo), ya que te das cuenta de lo especial que puede llegar a ser una calle para tantas personas… Alli es de donde guardaran recuerdos, donde caeran lluvias, donde se encontrarán con amig@s o parejas, … Es algo muy especial.

Y esas calles parece que son cuatro o cinco que hay por ahi y que tienen esa vida especial, … hasta que un día como hoy te das cuenta de que tu calle es igual de especial y que ha llegado un momento en que forma parte de tí esa gente que camina, que piensa, que lee, que espera, … Pasa de todo en las calles.

Las calles que me parecen más vivas son las de los barrios no céntricos. En París ves vida en ellos, hay una diversidad y un equilibrio, parece un ecosistema (segunramente un biólogo diría que lo es). Las calles del centro no tienen ese “sabor”, hay poca gente que “viva”, la mayoría pasan de largo o la utilizan para algo. Pero cuando una calle es habitada por muchas personas creo que llegan a crearse unos vínculos entre la calle, la gente y ellos mismos.

Un día comenté por aquí lo que me impresionó el oir desde la calle como sonaban los platos de varias cocinas distintas… a eso me refería.