Mejor acompañado que tristemente solo

24 Oct 2003

Hay días en los que me siento solo… Cuando llego a mi casa por la noche siento como si hubiera pasado desapercibido por la ciudad… Como si cada día fuera igual que el anterior, como si todo fuera una sucesión de cosas que ya han sucedido, y no puedo hacer nada para remediarlo.

Aunque hay cosas que te alegran (…) como ver que poco a poco vas avanzando en las prácticas, que las cosas que esperaban (aunque fueran malas) acaban por llegar, y que para bien o para mal todo sigue su curso…

Mi niña se va el domingo a vivir fuera de casa, y ya no podremos hablar como antes… La tendré un poquito más lejos de lo que ya está (que no es poco)… Me siento triste por eso…

Hay días en los que todo lo ves bonito, le encuentras belleza hasta al metro; cosa que hoy me resulta imposible… Para mi, hoy el metro por la noche fue como una fila de gente triste, sin rumbo… Parecía que hasta los ángeles habían huido a la superficie en busca de aire. ┬┐El metro por la mañana? Esta mañana queda demasiado lejos, ya no la recuerdo.

Es increíble lo lejos que parece estar ya esta mañana y lo cerca que parecen estar todas las semanas pasadas… Parece como si todo el tiempo quisiera colapsarse en un cajón de mi cabeza… Menos mal que la compañía (en persona o por teléfono) de gente agradable, con quienes compartes algo más que lo cotidiano te anima y más que hacer que sonrías, pone la semilla para que la sonrisa nazca… Me gusta estar acompañado, para no sentirme solo.

Mañana tengo clase por la tarde, hacía semanas que no comía entre semana aquí en casa… Aunque casi prefiero comer en la uni, al menos lo hago acompañado.