Primer diario

09 Aug 2003

…Hoy me levanté y dui a la ducha (como de costumbre) … Será por las horas que son que se nos ocurren estas cosas pero … la cantidad de personas que estaremos en este momento duchándonos en Madrid… y eso que es Agosto!

Me han dejado solito en casa… que triste es estar solo en verano en Madrid! Será por la soledad que empiezas a pensar cosas … que no es malo pensarlas oiga!… pero no es lo normal en una vida de rutina como en… noviembre por ejemplo. Qué se yo?

Piensas en el mundo, que por qué se está moviendo y porqué estamos nosotros en él.

Piensas en nosotros y por qué no nos damos casi cuenta de que tenemos un mundo alrededor que va más allá de los chismes con pantallas, de los cables, de las tensiones y las corrientes, de energías absorbidas y aparatos que “hacen nuestra vida más humana”.

Piensas en esos aparatos y en cómo hacen que no seamos capaces de disfrutar de estar vivos (esa es mi primera meta), y de poder compartir esa vida con nosotros mismos y con los demás.

Piensas en los demás, humanos, animales, inanimados, y en Gaia… oh nuestra buena Gaia, que debe tener una bondad infinita; es como si en tu casa tus hijos se dedican a destrozarlo todo, aún sabiendo que no tienen más casa que esa… y la mayoría de tus hijos (supongamos que tienes 6 millardos y pico) a pesar de saber eso sólo se plantean que si necesitan calor pues cogen una silla y la queman…

Joder! Qué bonito es el mundo y qué complicado lo hacemos… La verdad es que algunas de esas máquinas sí que hacen la vida más humana… sobre todo si se usan bien! Por ejemplo: ahora estoy oyendo en mi reproductor de mp3 una canción que me hace emocionarme y que la ha escrito una persona que… quizás … sintió esa misma emoción; o estoy compartiendo con el mundo (osea, con quién quiera escuchar) los flujos de señales eléctricas que el sistema neuronal de mi cabeza genera y me hacen, aquí y ahora, sentirme feliz … Si esto no es humanidad… ┬┐qué lo es? (pregunta retórica, no quiero mails con la respuesta)

Y sobre el tema de nosotros… vale lo del cuerpo y la evolución y los brazos y los labios y el vello de la nuca… Pero qué increíble es que pueda estar recibiendo energía electromagnética con unas frecuencias que hacen que mis ojos vean esto que escribo; qué increíble es que mi oído sea capaz de darse cuenta de que en el aire hay unos cambios periódicos de presión de frecuencia variable; y qué increíble es que mi cerebro sea capaz de darse cuenta de todo ello, empaquetarlo y soltarlo en mis labios en forma de sonrisa.